Buscar

La α-arbutina, un polvo cristalino blanco soluble en agua, se integra fácilmente en la fase acuosa de formulaciones cosméticas.

La α-arbutina no solo aclara y da luminosidad al rostro, sino que también elimina células muertas, ofreciendo limpieza y suavidad a la piel.

Además, se ha observado su eficacia en la reducción de cicatrices de acné persistente incluso después de la desaparición del grano.

Descubre mucho más acerca de ella en la monografía que el equipo técnico de FarmaQuímica Sur ha preparado.